Serie de Leyes Laborales: Nueva York vs. Puerto Rico Empleo a voluntad vs. Causa justa

El Estado de Nueva York, al igual que casi todos los demás estados del país, es una jurisdicción de empleo a voluntad. Algunos estados permiten excepciones, como el orden público, pero, por regla general, se sabe que Estados Unidos es un país de empleo a voluntad. No obstante, hay algunas jurisdicciones de su competencia, como Puerto Rico, donde la legislación laboral puede ser más favorable a los trabajadores y beneficiosa para sus ciudadanos.

¿Qué es el empleo “a voluntad”?

Cuando aceptas una oferta de empleo “a voluntad”, estás aceptando entrar en un puesto de trabajo de duración indefinida. En términos sencillos, ser un empleado “a voluntad” significa que tanto usted como su empleador pueden rescindir la relación laboral en cualquier momento, por cualquier motivo o sin motivo alguno, siempre que no sea contrario a la ley (por ejemplo, por alguna característica protegida como el origen nacional, la discapacidad, el sexo, etc.).

Puede indicar el motivo de su baja, pero no está obligado a hacerlo. Además, la empresa tiene prohibido tomar represalias contra usted por denunciar malos actos por parte de la empresa, pedir la baja médica o por incapacidad, solicitar la indemnización por accidente laboral, así como por otras actividades protegidas por la ley.

¿Qué es una “causa justa”?

En Puerto Rico no se aplica la doctrina del empleo “a voluntad”. Para que un empresario pueda despedir a un trabajador que ha pactado una relación laboral indefinida, éste debe ser despedido por causa justificada. Si un empleado es despedido sin causa justificada, tiene derecho a percibir una indemnización legal por despido, o finiquito, que se calcula en función de la antigüedad y la fórmula legal. La Ley 80 (Ley de despido improcedente), en su versión modificada, regula este tipo de despidos. En virtud de la Ley, la “causa justa” incluye, entre otros, los siguientes supuestos: incurrir en un patrón de conducta impropia o desordenada; no trabajar de forma eficiente o trabajar de forma negligente, o infringir las normas de calidad del producto; cierre total, temporal o parcial de las operaciones; entre otros.

Ventajas e inconvenientes

Como empresario, el empleo a voluntad proporciona flexibilidad para poder reducir los costes laborales de forma rápida.

Como trabajador por cuenta ajena, también tiene la posibilidad de dejar un trabajo que ya no le convenga sin tener que cumplir ningún periodo de preaviso. La promoción profesional y la flexibilidad son algunas de las razones más comunes para dejar un puesto.

¿Qué situación laboral prefiere? ¿Cree que el Estado de Nueva York debería adoptar la norma de justa causa aplicada en Puerto Rico?

Tenga en cuenta que este blog debe leerse únicamente con fines informativos. Si tiene alguna pregunta o necesita información adicional, póngase en contacto con nuestra oficina.

Gracias por leer nuestros blogs.

leave a comment